Exposición de Ramon Puig Cuyàs

Posted on Sep 16, 2014 in exposiciones, News | No Comments

 

INTERCANVIS SIMULTANIS

Artista: Ramon Puig Cuyàs
Fecha: del 7 de octubre al 29 de noviembre de 2014
Inauguración: martes 7 de octubre a las 19:30h

“Para mi la actividad de crear es una aventura que me aleja de lo cotidiano, y me proyecta más allá del horizonte de las cosas conocidas y ciertas. No importa que medio utilicemos, sea la joyería o la pintura, la música o la escritura, crear es inventarse a uno mismo, es crearse.

Crear es mi manera de dar satisfacción a una indefinible necesidad de transformar, de construir, de alumbrar, de hacer visible lo que está invisible, y de poder hacerlo con mis propias manos. El acto de crear es como un viaje a la conquista de una íntima sensación de libertad, y de satisfacer un deseo profundo de sentirme vivo. Lo que me impulsa a iniciar cada nuevo trabajo es la necesidad de responder a un desafío, el de convertir un pre-sentimiento en un sentimiento real. Proyectar y construir es vivir la experiencia de unos instantes de plenitud y emoción.

Cada joya nace en un largo proceso hecho de repeticiones, ensayos, eliminaciones, selecciones y decisiones, y en un devenir de sensaciones, emociones, certidumbres y dudas. Un proceso que es un intento para desvelar y materializar algo indefinible, como un diseño interior, que nace desde la intuición, para convertirse en expresión de la conciencia.

Comienzo cada nuevo trabajo sin un plan o proyecto previo, pero frecuentemente el último trabajo acabado es el modelo que intento seguir para saber que es lo que debo buscar. Mientras dibujo y hago esquemas exploratorios intento entrar en un estado de concentración, de atención activa, para poder escuchar, sentir o provocar una pre-visión interior. Busco una imagen mental que me sirva de guía, nada concreto, nada definido. El dibujo a menudo sirve para explorar nuevos caminos y variables en la composición, pero es en el trabajo directo con los materiales donde el dialogo se hace mas intenso.

La experiencia y el dominio de la técnica facilitan la manipulación y la gestualidad, y procuro dejar premeditadamente los trazos y las marcas del proceso de trabajo, por que son los registros de ese dialogo. Trabajar con las manos despierta en mi un sentimiento de humanidad, me hace mas perceptivo y agudiza los sentidos. El pensamiento y  la claridad llegan casi siempre con la acción, llegan con ese diálogo con los materiales y las formas. Para mi, hacer es una forma de pensar, e intento que el resultado de este hacer sea un testimonio materializado a través de una joya cargada de voluntad de expresión.

Me gusta improvisar en contacto con los materiales, explorando sus posibilidades, y forzando sus límites. Trabajar con la materia me permite evaluar directamente e inmediatamente los resultados. Intento que el proceso de creación, más que una lucha, sea un fluir, que parezca que las soluciones aparecen de forma natural, como inevitables. Pero otras veces los mejores resultados aparecen después de un duro y persistente esfuerzo.

Necesito estructurar formalmente mis piezas a partir de una estricta sintaxis compositiva que se acerque o que dé la impresión de una polifonía. Busco un sonido, unas armonías en la relación de las líneas rectas y curvas, en las contraposiciones de planos, en los contrastes de los colores y los materiales. Intento crear un orden allí donde reina el caos de las ideas y de los sentimientos. Posiblemente por esta razón la mayoría de mis trabajos se estructuran como composiciones de elementos separados, a modo de ensamblaje, creando más espacios virtuales  que volúmenes llenos. Procurando que el objeto no sea visto, no sea percibido en su totalidad al primer golpe de vista, sino que la mirada divague y recorra una sutil red de itinerarios visuales, explorando y descubriendo las relaciones de armonía y contraste entre las diferentes partes del objeto, haciendo necesario un tempo  para que la mirada pueda depositarse por todos los rincones de la composición. Para que la mirada del espectador no sea una mirada pasiva, si no participativa.

Esta deseada armonía en la composición es para mí como una metáfora del deseo, de la necesidad, de reconstruir la armonía y el equilibrio entre el hombre y la naturaleza. Construir una joya es como alumbrar un microcosmos que debe participar del equilibrio y la armonía del macrocosmos.

Desde años el color ha sido un elemento fundamental en mis trabajos, por que forma parte de mi naturaleza y de mi entorno cultural y cotidiano. El color me da la oportunidad de acentuar las cualidades expresivas de la composición.

Pero no todo es armonía y equilibrio, también la tensión y el conflicto son fundamentales para que el acto de creación sea fértil. En las series Imago mundi y Utopos creadas entre los años 2007 y 2010, el conflicto de sentimientos y la tensión son el armazón sobre el que he trabajado. Algo que ya estaba ahí, de hace tiempo, de pronto emerge inesperadamente, para dar un renovado impulso a la fuerza creadora. Desaparece el color; esta vez blanco y negro con algunos matices de grises, son suficientes para provocar una atmósfera más densa en comparación con anteriores trabajos. Blanco y negro, forma y materia, microcosmos y macrocosmos,  establecen una dialéctica sugerente y preñada de significados.

Todo; líneas, planos volúmenes, texturas, materiales, colores, la técnica utilizada, la propia composición, todo se convierte metáfora. Nada debe ser gratuito, todo debe estar cargado de significado, y la mejor manera que sé para conseguirlo es a través de la metáfora visual. La metáfora es transporte de ideas, pero me gusta porque lo hace de una manera ambigua e imprecisa. Sugiere simetrías y contraposiciones, establece sutiles analogías, contiene potencialidades implícitas. La metáfora carga la joya con significados diversos aunque no pueda ni quiera explicar estos significados conceptualmente. Precisamente por esta indefinición, la metáfora es lo que me ayuda a materializar en imágenes lo que pertenece al mundo de lo indefinible, que suele ser mucho más interesante que el mundo de lo definible y racional.

En definitiva, el propósito central de mi obra es que el objeto que de esta forma sale de mis manos, no sea solo una forma de expresión, sino una forma de compartir con los demás la experiencia vivida durante el proceso de trabajo, lo que he encontrado, descubierto y hecho visible. Y sugerir al portador a que el simple gesto de ponerse una joya, también puede convertirse en una metáfora.”

          Ramon Puig Cuyàs (texto para el libo de Norman Cherry)


Ramon Puig Cuyàs es uno de los creadores con más proyección internacional en el ámbito de la joyería artística. Como profesor ha sido invitado a escuelas y universidades de Inglaterra, Francia, Alemania, Dinamarca Finlandia, Italia y Portugal.
Desde el año 1974, su obra ha sido continuamente expuesta en las principales ciudades de todo el mundo, y forma parte de las más importantes colecciones privadas y públicas de joyería de Europa, EE.UU. y Canadá.
Entre otros, ha recibido el premio Fin de carrera de la Fundación General Mediterránea, Barcelona (1975), y en Alemania el Premio Herbert Hofmann en las ediciones de 1981, 1984 y 1995, así como una mención especial del Jurado de Diseño, Premios ciudad de Barcelona 2001.


 

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.